© 2019 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest

Los problemas con los que trabajo son los siguientes:

Trastornos del estado de ánimo

- Depresión: profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas.

La combinación de estos síntomas interfieren en la capacidad de trabajar, estudiar, dormir, comer y disfrutar de actividades que, en circunstancias normales, deberían resultar placenteras.

- Distimia: tipo de depresión menos grave. Los síntomas se mantienen a largo plazo, pero no evitan la actividad de las personas. Puede ser recurrente.

- Trastorno bipolar: caracterizado por cambios de humor; estados de ánimo muy altos (manía) que van sucedidos de estados de ánimo muy bajos (depresión leve o moderada). Los cambios suelen ser graduales.

- Ciclotimia: forma de trastorno bipolar leve. Presencia de episodios de energía y ánimo elevado junto a episodios alternantes de depresión leve/moderada que no cumplen los criterios diagnósticos de un episodio depresivo mayor.

Trastornos de ansiedad

- Fobias específicas o miedos irracionales: miedo persistente de forma excesiva e irracional ante una situación concreta o estímulo específico. La persona puede sentirse extremadamente ansiosa (temblores, mareos, sudoración, palpitaciones) o tener un ataque de pánico cuando es expuesta al objeto del miedo. Las fobias más comunes son el miedo a: ciertos animales, espacios cerrados, sangre, inyecciones, volar, lugares altos, insectos o arañas.

- Agorafobia: miedo irracional a las situaciones cuya evitación es difícil o embarazosa, o donde no se puede recibir ayuda en caso de sufrir un ataque de ansiedad. La persona tiende a evitar situaciones potencialmente ansiógenas, como salir de casa o usar transporte público, suponiendo un grave problema en su vida.

- Fobia social: miedo intenso y persistente a ser juzgado por otros y a sentir vergüenza en situaciones sociales. El miedo es tan potente que puede interferir gravemente en el funcionamiento cotidiano de la persona, como impedir ir al trabajo o a la escuela.

- Ansiedad generalizada: intensas reacciones de ansiedad (preocupación, alta activación fisiológica, etc.), desde hace más de seis meses, en situaciones altamente frecuentes. La persona presenta niveles muy altos de ansiedad casi todo el tiempo, provocada por interpretaciones erróneas, pensamientos anticipatorios, etc.

- Pánico: repetidos ataques súbitos de terror en ausencia de estímulos externos que puedan desencadenarlos. Los episodios de miedo intenso se acompañan de síntomas físicos como dolor en el pecho, aceleración cardíaca, mareos, sensación de ahogo o molestia abdominal.

- Trastorno mixto ansioso-depresivo: categoría diagnóstica que define a los pacientes que sufren tanto de ansiedad como de depresión, pero ninguno de ellos predomina claramente ni tienen la intensidad suficiente como para justificar un diagnóstico por separado.

Trastorno obsesivo-compulsivo

Presencia de pensamientos, imágenes, ideas o impulsos intrusivos que son recurrentes y persistentes y que producen ansiedad, miedo y malestar (obsesiones). La persona quiere detener esas obsesiones pero le invaden y no puede pese a sus intentos. Con el objetivo de eliminar ese malestar que producen las obsesiones, la persona trata de rechazarlas o suprimirlas, bien mentalmente o mediante la realización de conductas repetitivas (compulsiones).

Trastornos relacionados con trauma y estresores

- Trastorno de estrés postraumático (TEPT): sucede cuando una persona ha experimentado un hecho traumático (directamente o por observación) en el que está en juego la vida de las personas. Las imágenes de la situación traumática vuelven a reexperimentarse, a pesar del paso del tiempo, acompañado de intensas reacciones de ansiedad, generando fuerte estrés, agotamiento, emociones intensas y pensamientos irracionales.

- Trastorno de estrés agudo: similar al TEPT. Aparece inmediatamente después del suceso traumático. Si perdura un cierto tiempo, el diagnóstico de estrés agudo es sustituido por el de TEPT.

- Trastornos adaptativos secundarios a situaciones específicas: aparición de síntomas ansiosos y/o depresivos en respuesta a acontecimientos estresantes de la vida cotidiana (pérdida de empleo, duelo, catástrofe, enfermedad). Estos síntomas aparecen durante los tres primeros meses siguientes al inicio del factor estresante y afectan al funcionamiento general de la persona, provocando un deterioro significativo de la actividad social, profesioal o académica de la persona.

Trastornos de la alimentación

- Pica: ingesta de sustancias que no son nutritivas (como piedras, tierra, papel, etc.).

- Rumiación: regurgitación del alimento desde el estómago hasta la boca, para masticarlo de nuevo y tragarlo otra vez. Es un fenómeno involuntario, no requiere ningún esfuerzo.

- Anorexia nerviosa: pérdida voluntaria de peso e intenso temor a engordar. La persona experimenta sensaciones de desagrado con su propio cuerpo, problemas para reconocer la sensación de hambre o saciedad o tener náuseas después de comer muy poco.

- Bulimia nerviosa: realización de atracones recurrentes (ingesta de gran cantidad de alimentos en corto periodo de tiempo). Para no ganar peso tras el atracón, la persona recurre a distintos mecanismos como la provocación del vómito, el uso de laxantes y diuréticos y ejercicio excesivo.

- Trastorno por atracón: episodios repetitivos de atracones durante un periodo determinado de tiempo, que se reconocen como patrones alimentarios anormales y generan al individuo el sentimiento de no poder controlarlos voluntariamente. Generalmente tienen sobrepeso pero no se someten a dietas severas, ni tienen insatisfacción con su imagen corporal.

Trastornos del sueño

- Insomnio: dificultad para iniciar y/o reanudar el sueño, así como frecuentes despertares durante la noche. Suele durar poco tiempo y se relaciona con dificultades emocionales.

- Hipersomnia: somnolencia excesiva durante el día.

- Trastorno del ritmo circadiano: alteración en la sincronización del sueño con el periodo nocturno.

- Pesadillas: sueños vívidos que generan ansiedad y que pueden producir el despertar. Más frecuentes en períodos de preocupaciones o sucesos estresantes.

- Somniloquio o hablar en sueños: se produce cuando se emiten sonidos o se habla durante el sueño y la persona no es consciente. Más frecuente en periodos de ansiedad en adultos.

Dependencia emocional

Adicción hacia el afecto de otra persona, llegando a soportar relaciones tóxicas por el hecho de necesitar profundamente al otro.

Disfunciones sexuales

- Disfunción eréctil: imposibilidad para lograr y/o mantener la erección del pene hasta el final de la actividad sexual.

- Eyaculación precoz: incapacidad para controlar el reflejo eyaculatorio, produciéndose éste antes de lo que la persona desea.

- Eyaculación retardada: dificultad en el hombre para provocar el orgasmo con la suficiente estimulación.

- Vaginismo: espasmos musculares en la vagina que impiden la penetración.

- Anorgasmia: incapacidad de la mujer para alcanzar el orgasmo con la suficiente estimulación.

- Deseo sexual hipoactivo o falta de deseo: bajo o nulo deseo de actividad sexual.

- Dolor en la penetración: dolor genital persistente o recurrente que se produce justo antes, durante o después del coito.

Problemas de pareja

En la pareja surgen ciertas dificultades que tienden a deteriorar la relación de pareja, como son: problemas de comunicación, discusiones continuas, celos, desconfianza, insatisfacción sexual, infidelidades, conflictos con las familias de origen, problemas para tomar decisiones o desacuerdos frecuentes en la educación de los hijos, entre otros.

Desviaciones sexuales

-Exhibicionismo: conducta sexual que consiste en mostrar los órganos sexuales a una o varias personas sin su consentimiento.

- Voyeurismo: conducta sexual que consiste en buscar obtener excitación sexual observando a personas desnudas o realizando algún tipo de actividad sexual, sin implicar ninguna actividad sexual posterior por parte de éste.

- Froteurismo: conducta sexual que consiste en la excitación sexual a través del frotamiento del órgano genital contra el cuerpo de una persona desconocida y sin su consentimiento.

Problemas de autoestima y/o autoconcepto

Problemas en la percepción que una persona tiene de sí misma en base a sus pensamientos, sentimientos, evaluaciones y experiencias y/o problemas en la imagen que tiene cada uno de sí mismo en cuanto a sus características físicas, intelectuales, afectivas, sociales, etc.

Déficit de habilidades sociales

Las habilidades sociales son las capacidades que desarrollan las personas para relacionarse con los demás, y la existencia de un déficit en estas capacidades comprende dificultades en las capacidades de escuchar, compartir, apoyar, respetar y aceptar diferencias, empatía, asertividad, etc., lo que puede repercutir negativamente en el funcionamiento psicológico, social, laboral y/o académico de la persona.

Trastornos adictivos

- Tabaquismo: adicción al tabaco provocada principalmente por uno de sus componentes más activos, la nicotina.

- Adicciones conductuales (compras, juegos, internet, etc.): ocurren cuando la persona pierde tanto el control sobre una actividad como la capacidad de decidir entre hacerlo o no, es decir, siente una necesidad irresistible e intenso deseo de realizar una determinada actividad y es incapaz de autocontrolarse, derivando en consecuentas negativas para uno mismo y/o para otros.

Trastornos por tics

Los tics son movimientos, espasmos o sonidos repentinos e involuntarios que la persona hace de forma repetida. Puede ser un tic motor (p. ej., guiñar un ojo) o un tic vocal (p. ej., emitir gruñidos), y comienzan antes de los 18 años de edad.

      - Trastorno por tic vocal o motor: existen tics vocales o tics motores pero no ambos durante al menos un año.

      - Síndrome de Tourette: existen tics vocales y motores aunque no se den al mismo tiempo, por más de un año.

      - Trastorno por tic transitorio: existen tics vocales o tics motores no superando los doce meses de duración.

Problemas de conducta en la infancia y la adolescencia

Los problemas de conducta se refieren a agresividad, impulsividad, ira, déficit de habilidades sociales, baja empatía, sumisión, timidez y, de forma general, a aquellos problemas que interfieren en el desarrollo del menor y su medio (familia, colegio, amigos).

Trastornos emocionales en la infancia y la adolescencia

- Depresión infantil: alteración del estado de ánimo de forma brusca, sufriendo un cambio radical en su conducta habitual. Se caracteriza por síntomas como tristeza, aumento de la irritabilidad, llanto con facilidad, pérdida de interés por cosas que antes le gustaban, quejas por aburrimiento, elevada sensibilidad, torpeza, inquietud, rabietas, aislamiento social, problemas para dormir, falta de concentración y problemas para recordar, miedos irracionales sobre el futuro, baja autoestima, y con frecuenia se quejan de dolor de cabeza y/o estómago y sufren pérdida de peso, entre otros.

- Distimia infantil: alteración del estado de ánimo que no cumple los requisitos de depresión puesto que los síntomas son menos intensos pero duran más.

Trastornos de la eliminación en la infancia

- Enuresis: emisión repetida e involuntaria de la orina en la cama o en lugares inadecuados (en la ropa, suelo, etc.), en contra de su voluntad, después de los cuatro o cinco años de edad.

- Encopresis: consiste en una evacuación repetida e involuntaria de las heces en lugares inadecuados (en la ropa, suelo, etc.) después de los cuatro años de edad.

Trastornos del sueño infantil

- Insomnio: dificultad para iniciar y/o reanudar el sueño. Se considera que un niño sufre insomnio si al menos dos veces por semana necesita más de 45 minutos para quedarse dormido o si se despierta al menos una vez a la semana sin poder dormirse de nuevo. Se relaciona con la adquisición inadecuada de hábitos de sueño, dificultades de adaptación a nuevas situaciones y con ansiedad por miedo a la oscuridad.

- Pesadillas: sueños que producen miedo y despiertan al niño, siendo capaz de contar lo que ha pasado. Se asocia con estados de ansiedad o preocupación. Normalmente aparece al final de la noche.

- Terrores nocturnos: cuando ocurren el niño está angustiado, agitado, grita, llora, suda, etc., y no recuerda nada de lo que ha ocurrido. Se relaciona con factores psicológicos (ansiedad, etc.). Normalmente aparece en las primeras horas de la noche.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Se caracteriza por las dificultades de atención o las relacionadas con un exceso de actividad, siendo más frecuente que se presenten de forma combianda.

     - Falta de atención: se distrae ante estímulos irrelevantes, suele perder sus cosas, falta de atención y concentración para hacer actividades, olvidadizo y desorganizado, comete errores frecuentemente, parece no escuchar cuando se le habla, tiene dificultades para seguir instrucciones, no suele terminar las tareas que requieren esfuerzo y concentración.

         - Hiperactividad o impulsividad: muy hablador, dificultades para permanecer sentado, le cuesta respetar los turnos de palabra, da respuestas precipitadas, tendencia a interrumpir, suele mover en exceso manos y pies.

     - Otros problemas que pueden presentarse en el TDAH: frustración con facilidad, emotividad variable, problemas de aprendizaje, baja autoestima, problemas de relación con compañeros, problemas de ansiedad, agresividad y disconformidad.

Trastornos en el desarrollo

- Autismo: conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral, caracterizado por dificultades en la comunicación e interacción social, dificultades en la flexibilidad del pensamiento y la conducta y patrones de conducta estereotipados, restringidos y repetitivos.

- Síndrome de Asperger: conlleva una alteración neurobiológicamente determinada en el procesamiento de la información. Las personas afectadas tienen un aspecto e inteligencia normal o incluso superior a la media. Presentan dificultades en la interacción social, así como un estilo cognitivo particular y frecuentemente habilidades específicas en áreas restringidas.

Ansiedad infantil

- Trastorno de ansiedad por separación: ansiedad excesiva cuando se separa del hogar o de las figuras de apego (personas con las que está vinculado).

- Trastorno de ansiedad generalizada: excesiva preocupación y temor a diversas situaciones de la vida cotidiana, y los focos de preocupación van cambiando de una semana para otra. Los niños son obedientes e inhibidos y evitan practicar deporte por miedo a hacerse daño.

- Fobia social: en niños se expresa en forma de llanto, oposición, berrinches y necesidad desmesurada de evitar la situación social. Suelen presentar bajo estado de ánimo y poca autoconfianza.

- Fobia específica: existencia de un temor exagerado e irracional a un objeto o situación determinada e interfiere de forma negativa en el menor. Las fobias más frecuentes en menores son a animales,  a irse a dormir y/o a la oscuridad y la fobia escolar.

Trastorno obsesivo-compulsivo en la infancia

Se caracteriza por la ansiedad provocada por pensamientos que el menor no puede apartar de su cabeza (obsesiones) y conductas que hace para aliviar esa ansiedad o impedir que algo malo suceda (compulsiones). Las compulsiones más frecuentes en niños son: necesidad de repetir y contar, lavado ritualizado de manos y rituales a la hora de dormir.

Dificultades de aprendizaje

Se refiere al conjunto de problemas que interfieren significativamente en el rendimiento en la escuela, dificultando el adecuado progreso del niño y la consecución de las metas marcadas en los distintos planes educativos. Pueden provocar baja autoestima y problemas de socialización.

     - Dificultades en la lectura (dislexia): deterioro de la capacidad para reconocer palabras, lectura lenta e insegura y escasa comprensión.

       - Dificultades en la expresión escrita: deficiencias en las habilidades de escritura (errores en gramática y puntuación, escritura deficiente, ortografía deficiente, escritura de organización pobre).

      - Dificultades de cálculo: alteración específica de la capacidad de aprendizaje de la aritmética. Afecta al aprendizaje de los conocimientos aritméticos básicos: suma, resta, multiplicación y división.

Problemas de adaptación en la infancia y la adolescencia

Los problemas de adaptación se dan cuando hay ciertos cambios en la vida de una persona que producen estrés y no se sabe adaptar correctamente a ellos. En niños, las situaciones más comunes que provocan este tipo de problema son: divorcio, nacimiento de un hermano, duelo, inicio de la escuela o instituto, ruptura de la relación con amigos y enfermedades graves en uno de los padres.

Celos infantiles

Los celos son el comportamiento afectivo a través del cual el niño expresa su temor a ser abandonado o a perder para siempre las figuras de apego. Los celos infantiles surgen de amenazas (erróneas o no) que el niño percibe respecto a la vinculación con los padres. Lo más frecuente es que los niños presenten esta conducta tras el nacimiento de un nuevo hermano o ante la nueva relación de alguno de sus padres con otra persona.

Timidez en la infancia

Se refiere a aquellos niños con un patrón de conducta caracterizado por un déficit acusado en las relaciones sociales y una tendencia estable y acentuada de escape o evitación del contacto social con otras personas. El niño presenta problemas para relacionarse con sus iguales o con adultos, suele sentir ansiedad, temores y miedos irracionales a la hora de tener que expresar una opinión delante de sus iguales o adultos, y suele presentar problemas afectivos, baja autoestima y tendencia a subestimarse e incluso a desarrollar sentimientos de inferioridad. Su forma más severa puede desembocar en una fobia social.

Déficit de habilidades sociales en la infancia y la adolescencia

Las habilidades sociales son las capacidades que desarrollan las personas para relacionarse con los demás: escuchar, compartir, apoyar, respetar y aceptar diferencias, entre otras. Pero también existen habilidades más complejas como la asertividad, saber decir no, y la empatía, ponerse en el lugar del otro, conectar con sus emociones. Las habilidades sociales tienen una importancia fundamental y un déficit puede repercutir negativamente en el funcionamiento psicológico, social y académico del menor.

Baja autoestima en la infancia y la adolescencia

Una pobre o distorsionada percepción de sí mismo puede generar en los menores sentimientos como angustia, indecisión, desánimo, dolor, pereza y vergüenza, entre otros, afectando de forma importante a su funcionamiento cotidiano.

Problemas escolares

- Fracaso escolar: ocurre cuando un niño no es capaz de alcanzar el nivel de rendimiento medio esperado para su edad y nivel pedagógico. Las causas más frecuentes son trastornos de aprendizaje, factores emocionales y falta de estrategias de estudio adecuadas.

- Problemas de conducta en la escuela: desobediencia y conducta agresiva en el aula que surgen en la interacción entre el niño y las figuras de autoridad.

- Acoso escolar: forma de violencia mantenida, mental o física, que parte de un escolar o de un grupo, contra otro escolar. Puede ir desde la agresión física y verbal hasta la exclusión social, con el consiguiente sufrimiento psicológico que provoca en el menor.

- Fobia escolar: rechazo prolongado a ir al colegio debido a temores relacionados con la situación escolar y se acompaña de ansiedad y respuestas somáticas.

- Miedo ante los exámenes: puede considerarse una fobia relacionada con el miedo al fracaso.

Hábitos de alimentación en la infancia

Consiste en aprender pautas para que los niños sean autónomos a la hora de comer y acepten todo tipo de alimentos, aprendiendo todo lo que abarca el hecho de sentarse a la mesa a comer (uso de cubiertos, comunicación sin gritos, esperar a que todos terminen para levartarse de la silla, poner y quitar la mesa, etc.).

Habilidades y técnicas de estudio

Consiste en el aprendizaje de habilidades destinadas a mejorar o instaurar el método de estudio adecuado al niño, adolescente o adulto para que ello conlleve a un mejor rendimiento académico y a una mayor autonomía a la hora de estudiar.

Evaluaciones de personalidad, aptitudes, inteligencia y neuropsicológicas

Evaluaciones mediante entrevistas y pruebas e instrumentos estandarizados y específicos adecuados a cada demanda particular.

Orientación escolar y laboral

- Orientación escolar: proceso mediante el cual se intenta que el niño o adolescente sea capaz de hacer frente a los obstáculos y dificultades que puedan surgirle en la vida académica, y en su vida personal en general.

- Orientación laboral: proceso mediante el cual se intenta que el adulto sea capaz de hacer frente a los obstáculos y dificultades que puedan surgirle en la vida laboral, y en su vida personal en general.