© 2019 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest

Terapia de Pareja

Terapia de pareja

 

Las parejas deciden venir a terapia cuando la relación deja de ser fuente de satisfacción, deja de ser una relación sustentada por el cariño, cuidado y el apoyo mutuo y se convierte en una relación caracterizada por el distanciamiento, el enfado, el rencor o la lucha de poder, y sus miembros quieren cambiar esta situación que les resulta muy angustiante y les hace sufrir.

 

La terapia de pareja tiene una estructura distinta a la terapia individual. En este caso, la evaluación de la pareja se realiza de forma conjunta y también con cada miembro de forma individual. Una vez realizada la evaluación, se realizará el tratamiento adecuado con el fin de proporcionar a la pareja las herramientas y habilidades necesarias para que sean capaces de resolver sus conflictos, tanto los presentes como los que puedan surgir en el futuro. En ningún caso el psicólogo juzgará ni se posicionará a favor de ninguno de los miembros de la pareja, sino que trabajará desde una posición absolutamente neutral.

Dificultades que se presentan con mayor frecuencia en la pareja:

 

  • Problemas de comunicación

  • Discusiones continuas

  • Celos

  • Desconfianza

  • Insatisfacción sexual

  • Infidelidades

  • Conflictos con las familias de origen

  • Problemas para tomar decisiones

  • Desacuerdos frecuentes en la educación de los hijos

¿Se puede hacer terapia de pareja con un sólo miembro?

 

La respuesta es si. Es preferible trabajar con ambos miembros, pero se puede trabajar con uno solo.

 

La pareja funciona como un equipo, y como tal, si uno de ellos modifica su comportamiento, inevitablemente se modificará el comportamiento del otro. El miembro que acude a terapia asumirá su parte de responsabilidad en la problemática y modificará su comportamiento provocando un cambio en el otro y repercutiendo en mayor bienestar en la relación de pareja.