El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s

Carla ha tenido un hermanito



Carla es una niña simpática, divertida y soñadora. Le encanta estar todo el día jugando, saltando y correteando por la casa. Lo que más le gusta hacer es jugar con sus padres: leen cuentos juntos, hacen puzles, juegan al escondite… y Carla se lo pasa fenomenal. Aunque también le gusta mucho jugar sola y se divierte un montón.

Ahora está muy ilusionada, se siente una niña mayor porque va a tener un hermanito. Su mamá ya tiene una barriga muy grande y a Carla le gusta mucho tocarla y sentir las pataditas de su hermano. Además ha ayudado a sus padres a colocar la habitación del nuevo bebé y se ve como toda una hermana mayor. Le ha contado a todas sus amigas y a sus compañeros del colegio que va a tener un hermanito, está muy emocionada por descubrir cómo será y cuánto tiempo tardará en crecer para jugar juntos.

Hoy es un día especial, los papás de Carla le han dado un beso y un abrazo y se han marchado al hospital porque va a nacer su hermanito. Carla se queda en casa de los abuelos esperando ansiosa la vuelta de sus padres con el bebé. Se siente toda una hermana mayor.

El día ha llegado, los papás de Carla vuelven con el bebé. Carla está muy emocionada, ha visto por primera vez la cara de su hermanito, sus manos y sus pies pequeñitos y ha vuelto a abrazar a su papá y a su mamá. Se marcha a su casa contenta junto a sus papás y su nuevo hermano.

Pasan los días y Carla ha notado que las cosas en casa han cambiado un poco. Ahora no puede jugar todo el tiempo que quiere con sus papás como lo hacía antes porque ahora ellos también tienen que cuidar al bebé. Esto a Carla no le gusta y se pone triste, incluso se enfada un poco.

Su papá y su mamá notan que Carla se siente triste y, mientras el bebé duerme, se ponen juntos a jugar con Carla a su juego favorito y los papás le dicen a Carla que a ellos les encanta jugar con ella pero que ahora tienen un poquito menos de tiempo para jugar porque tienen que cuidar también del bebé como han cuidado siempre de Carla, y que además, les encantaría que Carla les ayudase a cuidar del bebé y que así pasarán más tiempo todos juntos. Carla sonríe, da un beso a su papá y a su mamá y les promete que va a ayudarles a cuidar de su hermanito porque le quiere mucho y porque es su hermana mayor, y además así también puede pasar más tiempo con sus papás.

De este modo, Carla volvió a sentirse feliz y se divirtió mucho ayudando en casa a cuidar de su hermano, a la vez que jugaba con sus padres y pasaba tiempo con ellos. Estaba tan contenta que le contaba a todo el mundo lo mayor que era por ayudar a su papá y a su mamá.

Su hermano poco a poco fue creciendo y Carla ya podía jugar con él como había estado deseando durante tanto tiempo, además, como es la hermana mayor, le enseñaba a su hermanito un montón de cosas interesantes y se lo pasaban muy bien juntos.

A Carla le gustaba mucho pasar tiempo con su hermano, y cada día soñaba con que creciera más para ir enseñándole más y más cosas. Era una súper hermana mayor.


© 2020 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest