El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s

Amaxofobia o el miedo a conducir



La amaxofobia es un miedo intenso e irracional a conducir. Se trata de un miedo permanente a enfrentarse a la carretera y en la mayoría de los casos no existe causa justificada. Esto quiere decir que es un miedo excesivo que se produce sin que exista un motivo real de peligro, tratándose así de una fobia.

Como síntomas de la amaxofobia encontramos taquicardias, temblores, sudoración, sensación de ahogo e incluso mareos.

Este miedo hace que a veces las personas se bloqueen ante la situación de conducir, de modo que llegan incluso a dejar de utilizar el coche.

¿Qué factores pueden estar en el origen del desarrollo de la fobia a conducir?

1. El estrés y la ansiedad. El estrés asociado al hecho de conducir o momentos de ansiedad o estrés por otro tipo de motivos (problemas laborales, económicos, familiares,…).

2. La presión de un familiar directo a la hora de conducir. En este caso sobre todo afecta a mujeres que van conduciendo en el coche con el marido, el padre o el hermano de copilotos y que les van corrigiendo constantemente y ejerciendo una presión importante sobre la acción de conducir.

3. Las experiencias negativas al volante. Haber sufrido un accidente menos o más grave (aprendizaje directo) o haber escuchado o visto algo sobre algún accidente que nos haya impactado (aprendizaje indirecto).

4. La falta de preparación al volante. No saber conducir bien o tener la sensación de que no se está preparado totalmente para conducir y ponerse al volante.

5. El hecho de que a la persona no le guste conducir. Estas personas para viajar optan por otros medios de transporte alternativos como pueden ser el autobús o el metro, de manera que dejan de conducir hasta el punto que se les puede olvidar de cómo se conduce.

¿Cómo se trata la amaxofobia?

La amaxofobia es una fobia que puede tratarse y por supuesto superarse. La terapia consiste en trabajar tres partes diferentes:

- En primer lugar se trabajan los miedos y pensamientos asociados al hecho de ponerse al volante y conducir. Esto es lo que se conoce en psicología como reestructuración cognitiva.

- La segunda fase del tratamiento consiste en, una vez que se han trabajado todos esos miedos y esos pensamientos anticipatorios, trabajar con técnicas de desactivación fisiológica o técnicas de relajación para evitar y controlar el estrés, la ansiedad y la tensión que la persona siente al exponerse a la situación de conducir.

- Por último, una vez controlada esa activación fisiológica (la ansiedad) se pasa a trabajar con una exposición gradual al hecho de conducir, es decir, exponerse a la situación de conducir poco a poco de forma que la persona vaya ganando en autoconfianza y deje atrás la ansiedad y los nervios que sentía.

Por tanto la amaxofobia es una fobia que puede superarse realizando el tratamiento adecuado con el acompañamiento de la figura del psicólogo.

Si crees que estás sufriendo fobia a conducir y te está repercutiendo de alguna forma en tu vida, ha llegado el momento de tomar las riendas de tu vida y ponerle solución. Ponte en contacto conmigo si lo necesitas.

#fobia #conducir

© 2020 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest