El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s
  • Sonia García Barbera

Otra vez 14 de febrero y yo sin pareja: ¿se puede ser feliz sin pareja?


¿Has pronunciado alguna vez la frase que da título a este artículo? Sí, es 14 de febrero y puedes o no tener pareja. De hecho, estar o no en pareja puede condicionar más de lo que crees tu estado de ánimo en este día. Es conocida la presión social existente en torno al emparejarse, entendiendo que si tienes pareja serás una persona exitosa en la vida y que si no la tienes o no has tenido nunca es que "algo raro te pasa", parece que hay algo defectuoso en ti que te impide estar en pareja, generándose cierta ansiedad, tristeza y frustración según sea el caso. Se llega a considerar que para ser feliz es necesario tener pareja y que si no la tienes tu felicidad está incompleta, como si estar emparejado con alguien fuera condición necesaria para ser feliz. Siento decirte que tus éxitos como persona y tu felicidad no dependen de estar o no en pareja, sino que dependen más bien de ti. Quitarnos la presión de tener que hay que tener pareja sí o sí es eliminar una carga pesada que nos impide sentirnos bien y felices. Si quiero tener pareja que sea porque me apetece, no porque como todo el mundo a mi alrededor está emparejado yo también tengo que estarlo ni porque necesite estar en pareja para sentirme bien. Estar en pareja tiene que ser una elección consciente y no una necesidad ansiosa. Que sea 14 de febrero y que no tengamos pareja a veces se vive como un verdadero drama. El aluvión de mensajes acerca de las parejas, el amor y la celebración de San Valentín puede entristecer a las personas a las que sí les gustaría conscientemente tener pareja pero por una razón u otra están en la soltería. Aquí empieza un autocuestionamiento sobre "¿por qué todo el mundo tiene pareja y yo no?", "¿qué hago mal?", seguido de un sentimiento de frustración, culpa e incluso de rechazo hacia uno mismo. Todo este pensamiento negativo y catastrofista no nos deja ver que tener pareja no depende exclusivamente de nosotros. Depende también de esas otras personas que pueden convertirse en nuestras potenciales parejas. No porque tú tengas una habilidades sociales y seductoras de manual tienes garantizado el éxito, pues hay muchos otros factores externos que hay que tener en cuenta también. Por otro lado, personas que recientemente (o no tanto) han perdido a sus parejas bien por ruptura o por fallecimiento en este día pueden sufrir mucho al recordar de forma más acentuada a esa persona o a la relación en sí, echando de menos su presencia y sufriendo por no poder estar al lado de esa persona celebrando "el día del amor". Sea cual sea el motivo de la pérdida tenemos que entender que es improductivo sufrir más este día porque se haya establecido que el 14 de febrero es el día de los enamorados. La clave está en haber celebrado cada día el amor con esa persona mientras se haya tenido una relación con ella. Celebrarlo con respeto, admiración, afecto y buen trato. ¿A cuántas parejas conocéis que celebran San Valentín con cenas especiales y regalos y después el resto del año prácticamente no se soportan? Pues eso. Que sea 14 de febrero y que no tengas pareja no es horrible. Tener pareja y que sea 14 de febrero no es sinónimo de amor y felicidad. Seguro que si el 16 de marzo (por poner un ejemplo) no tienes pareja no le vas a dar tanta vuelta al asunto o si la tienes no vas a hacer nada especial para celebrarlo.

Así, como dato, para que os hagáis una idea de que no es todo amor y purpurina en San Valentín, un estudio realizado de los estados de Facebook de numerosas personas revela que una de las épocas del año donde más rupturas sentimentales se producen es el 15 de febrero. Evidentemente, esto no es algo casual y tiene que ver con el día anterior.

El 14 de febrero solo es una fecha en el calendario. Sin más. Te invito a reflexionar sobre este tema y si lo pasas verdaderamente mal por no tener pareja es probable que en este día el malestar solo se acentúe pero que esté presente durante el resto de tiempo. Pide ayuda profesional para poner fin a este sufrimiento.

© 2020 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest