El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s
  • Sonia García Barbera

Comer ajos hace más atractivos a los hombres



¿A alguien se le ocurriría comerse unos buenos ajos antes de una cita romántica? ¿O más bien se evitarían debido al fuerte olor que se queda en la boca tras comerlos?

Todos conocemos que el ajo es un alimento con múltiples beneficios para nuestra salud, pero socialmente nos da miedo al rechazo por el olor que queda tras comerlos. Puede que este miedo cambie tras conocer los resultados sobre un estudio que relaciona el consumo de ajos en el hombre con una mayor percepción de su atractivo para las mujeres.

Si se trata de mejorar el atractivo físico, muchos hombres suelen optar por mejorar su vestimenta, el peinado, cambiar el perfume, utilizar cremas,… pero no se llegan a plantear que tal vez la cuestión no esté en cambiar por fuera, sino por dentro y a través de la alimentación.

Es por ello que investigadores de la Universidad Carolina de Praga (República Checa) y la Universidad de Stirling (Reino Unido) realizaron un estudio relacionando el consumo de ajos por hombres y su atractivo percibido por las mujeres y los resultados concluyeron que el ajo tiene una propiedad interesante y sobre todo llamativa: el olor corporal de los hombres que comen ajo habitualmente resulta muy atractivo para las mujeres.

Para realizar el experimento se reclutaron a 42 hombres divididos en tres grupos: el grupo 1 tuvo que comer ajo crudo, el grupo 2 comió cápsulas de ajo y el grupo 3 fue el grupo control y no comió ajos. Después se reclutaron también a 82 mujeres que tuvieron que clasificar a cada uno de estos hombres a través de tres factores: su olor, su simpatía y su atractivo o masculinidad.

Los resultados indicaron que los hombres que habían comido cuatro dientes de ajo crudo fueron percibidos por las mujeres como mucho más atractivos que los del grupo control que no habían tomado ajo. De hecho, al intercambiar los grupos, los que antes no habían comido ajo (y no resultaban atractivos) y después sí lo comieron, fueron percibidos también como más atractivos tras comer ajo. De hecho, estos resultados también se repitieron con las cápsulas de ajo.

El investigador Paul Craig Roberts, líder del estudio, indica que “desde una perspectiva evolutiva, la formación de las preferencias de los olores corporales asociados a la dieta fue posiblemente el medio de la selección sexual. Investigaciones anteriores indican que muchas especies animales utilizan señales asociadas a la dieta para seleccionar compañeros en buen estado físico”.

Lo que el investigador viene a decir es que comer ajos puede tener efectos positivos en el olor corporal y por ello en la percepción del atractivo (debido a sus efectos sobre la salud), es decir, que nuestro olor corporal dice mucho sobre nuestra salud, por tanto, en el caso del ajo, si un hombre come mucho ajo, que es un producto saludable, su cuerpo producirá un olor corporal también saludable y por ello será percibido por las mujeres como más atractivo, su aspecto sano y saludable le hará parecer más atractivo.

Este estudio nos puede dar pistas de que llevando una alimentación saludable podemos vernos por fuera también más saludables y por ello parecer más atractivos a los ojos de los demás. Por tanto, sea con cuatro dientes de ajos o sin ellos, promocionemos una alimentación saludable para sentirnos bien por dentro y por fuera, y quién sabe si nos ayuda incluso a ligar.

#seducción #deseosexual #hombres #alimentación

© 2020 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest