El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s
  • Sonia García Barbera

Cómo sobrevivir con éxito a las cenas familiares navideñas



Quedan pocos días para la celebración de la Navidad y llegan las esperadas a la vez que temidas comidas y cenas familiares.

Dicen que para gustos los colores, es por ello que la Navidad, las luces, los regalos y las reuniones familiares no gustan a todos por igual. De hecho la época navideña es una de las épocas que más tensión genera cada año, al menos en lo que familiarmente se refiere: conflictos por dónde cenar, con qué familia, qué menú elegir, preguntas incómodas en plena reunión familiar y temas complicados de tratar, por poner algunos ejemplos. Hay estudios que indican que la Navidad es una de las épocas donde más rupturas amorosas se producen.

Para que las comidas y cenas familiares resulten lo más agradable posibles, tendremos que tener en cuenta algunos puntos:

- Hay que planificar con tiempo a dónde se va a ir a comer o a cenar, sobre qué hora llegaremos al sitio o a partir de qué hora pueden empezar a llegar los invitados a nuestra casa. Avisar con tiempo y no ese mismo día o el día de antes.

- Elegir el menú con tiempo y ser conscientes de que probablemente no se va a satisfacer a todo el mundo, de igual forma que tratar de no hacer críticas sobre los platos. Se trata de disfrutar más que de criticar.

- Poner en práctica la tolerancia en familia, aceptar que pueden hacerse comentarios no muy afortunados, que nuestra familia se ponga a cantar y nos muramos de vergüenza o que por ejemplo haya alguna tradición familiar que no comprendemos o en la que no nos apetezca participar, siempre y cuando no nos resulten extremadamente desagradables, pueden tolerarse.

- Si hay algún problema con un familiar, algún asunto no resuelto durante el resto del año, alguna rencilla que quede por ahí, tendremos que saber que los días de Navidad no tienen por qué solucionarse. Tratar de tener una actitud cordial y si la persona se ve incapaz de compartir mesa con otro miembro de la familia, tal vez es mejor plantear otra opción para evitar esa situación incómoda.

- Cuidado con el alcohol. Las copas de vino y champán no faltan en las comidas y cenas navideñas, y la ingesta de alcohol puede hacer que nos desinhibamos y hagamos comentarios o hechos desafortunados de los cuales después nos podemos arrepentir. Y por supuesto, si tras la cena o comida se va a coger el coche, prohibido tomar ni una pizca de alcohol. Seamos responsables.

- Evitar temas chirriantes en plenas reuniones familiares como pueden ser la política o el fútbol. A no ser que todos compartan ideales, valores y gustos (que no suele ser lo frecuente), evitar estos temas nos permitirá pasar veladas más agradables sin discusiones por quién tiene la razón y qué postura es mejor.

- Cuidado también con comentarios del tipo: “¿Para cuándo te echas novia?”, “¿Y vosotros cuándo os casáis?”, “¿Ya estáis buscando un niño?”, “Mira tu primo todo lo que ha conseguido en su trabajo y tú…”. Podemos asumir o tolerar que estas preguntas son muy susceptibles de aparecer, a la par que incómodas.

Y por último y no por ello menos importante, dentro del estrés o no que puedan generar estas fiestas, buscar disfrutar de los encuentros, de nuestra familia, de los momentos compartidos y de crear recuerdos bonitos para querer repetir en las próximas navidades o en cualquier otra fecha.

¡Felices Fiestas!

#familia #estrés #tolerancia

© 2020 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest