El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s

Qué es la reciprocidad positiva en pareja



¿A qué nos referimos con reciprocidad? Con este término, como ya sabréis, nos referimos a algo mutuo, una correspondencia mutua o, dicho con otras palabras, es un equilibrio entre lo que se da y lo que se recibe. En cuanto a la pareja, con reciprocidad positiva nos referimos a que por muchos recursos que se estén invirtiendo en una relación de pareja compensa porque al final también se están recibiendo muchas recompensas positivas. Esto es algo que se puede aplicar a cualquier tipo de relación, no solo de pareja, sino también a amistades, relaciones familiares o incluso de trabajo.


La reciprocidad positiva es una de las principales características que tiene que tener una relación de pareja para que funcione de manera satisfactoria. Cuando este equilibrio falla, es muy probable que la pareja se rompa o, por otro lado, se sienta insatisfecha.

Pongámonos en situación, imagínate que te encuentras en una relación de pareja en la que sientes que estás dando mucho más de lo que da tu pareja por esta relación, seguramente te produciría malestar, desgaste emocional, incluso puede ser que aparezcan sentimientos de insuficiencia, inseguridades, etc. Ahora bien, pasa lo mismo desde el otro punto de vista, es decir, si sientes que tu pareja da mucho más por la relación que tú, probablemente también tengas sentimiento de malestar, incluso te sentirías culpable.


Por esto es muy importante que en cualquier tipo de relación esté presente esta reciprocidad positiva, en la que tú inviertes esfuerzo, dedicación, pero también recibes lo mismo por la otra parte y eso, al fin y al cabo, nos hace sentirnos bien. Es importante que se encuentre presente un equilibro en cuanto a gastos y recompensas. Esto es algo que nos ocurre en cualquier tipo de situación, ya no solo en las relaciones de pareja. En general, solemos invertir nuestro tiempo y esfuerzo en cosas que nos merezcan la pena, y en algo que sabemos que al final de un modo u otro nos va a traer recompensas.


Ahora que hemos entendido en lo que consiste la reciprocidad positiva en la relación de pareja, vamos a ver cómo podemos mejorarla, para ello, tenemos que ver los componentes de esta reciprocidad, que son los siguientes:

  1. Comunicación. Con la comunicación, no solo nos referimos a la importancia de que en la pareja se de una buena comunicación mutua de todos los aspectos importantes de la relación tanto positivos como negativos, sino también, es muy importante la forma en la que nos comunicamos. Por esto, las parejas que tienen buena comunicación, y además son capaces de hablarse de forma positiva, sin reproches suelen ser parejas bastante satisfechas.

  2. Empatía. Esto es algo clave para que se produzca la reciprocidad en la pareja, porque si entendemos cómo nuestros actos o nuestra forma de comunicar las cosas hace sentir al otro miembro de la pareja, entonces inconscientemente intentaremos hacerlo todo lo mejor posible para que la otra persona se sienta bien y, por lo tanto, se mejora la satisfacción en la relación.

  3. No dar con el único propósito de recibir algo a cambio. Es muy importante entender que la reciprocidad no la podemos ver como una forma de conseguir beneficios, sino que debería ser el hecho de “invertir en la relación” un beneficio en sí mismo. Porque si no lo vemos así, puede ser que la pareja se acabe reprochando por no dar exactamente lo mismo en ambas partes.

Todos estos aspectos, que son importantes por igual para poder conseguir una buena reciprocidad positiva en la pareja, son temas muy importantes que se suelen trabajar en terapia de pareja.


Si lo necesitas puedes pedir más información o cita en nuestro despacho y estaremos encantadas de atenderte.




Este artículo ha sido redactado por Ruth Romero,

alumna en prácticas del Máster de Sexología y Terapia de Pareja

en el Despacho de Psicología Sonia García


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo