El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s

Onicofagia: ¿Te muerdes las uñas?



Se denomina onicofagia al hábito compulsivo de comerse las uñas. En general, todos conocemos a alguien que se come las uñas, e incluso es posible que nosotros mismos lo hagamos. Es un trastorno muy común que con el paso del tiempo puede provocar lesiones físicas como deformación de la cutícula de la uña, problemas en los dientes, infecciones, hongos, bacterias e incluso en casos graves puede suponer la pérdida de la uña.

Se trata de un trastorno que empieza durante la infancia, donde los/as niños/as aprenden a morderse las uñas porque observan a otros que lo hacen, aprenden esta conducta por observación. Durante la adolescencia, se estima que el 50% de jóvenes suelen comerse las uñas y que este porcentaje disminuye a partir de los 18 años. Es durante la vida adulta donde encontramos menos casos de onicofagia, y éstos suelen coincidir con etapas o circunstancias difíciles para las personas.

¿Cuáles son las causas de comerse las uñas?

Podemos encontrar distintas causas, pero todas ellas tienen en común que suponen un motivo de ansiedad y/o estrés para la persona que lo sufre.

Lista de posibles motivos:

  • Observación: el/la niño/a ve cómo sus padres o alguien de su entorno se muerde las uñas e imita esa conducta convirtiéndola en un hábito.

  • Ansiedad: calmar los momentos de nervios y/o ansiedad, concentrando la atención en comerse las uñas.

  • Estrés: estrés diario y situaciones puntuales de estrés (examen, ponencias, entrevistas, enfermedad, etc.).

  • Cambios importantes en la vida de una persona que son fuente de estrés y/o ansiedad (muertes, cambio de trabajo, cambio de colegio, etc.).

  • Aburrimiento.

  • Estados de obsesión que llevan a morderse las uñas de forma compulsiva para rebajar la ansiedad.

  • Rasgos de personalidad como timidez, baja autoestima, y/o perfeccionismo, que hacen que la persona se sienta ansiosa.

¿En qué consiste el tratamiento psicológico para la onicofagia?

El tratamiento psicológico ayudará a la persona a cambiar la conducta de comerse las uñas por otra menos lesiva que le ayude a controlar la ansiedad, y también le ayudará a comprender cuál es el motivo que le ha llevado a padecer onicofagia.

"Trucos" para dejar de morderse las uñas:

  • Evitar tomar productos estimulantes como el café o los refrescos con cafeína (estimulan y provocan nerviosismo).

  • Buscar una alternativa a morderse las uñas. Por ejemplo, cada vez que quieras morderte las uñas, beber un trago de agua.

  • Usar crema hidratante de manos.

  • Pintarse las uñas para que se vean bonitas o con esmaltes de sabor amargo.

  • Mantener las uñas cortas.

  • Usar una barrera física contra el acto de morderse las uñas: guantes.

Estas sugerencias pueden funcionar o no, dependiendo de la cronicidad del hábito, aunque suele ser complicado que funcionen en los casos más graves, por tanto, si padeces onicofagia ha llegado el momento de ponerse en marcha y eliminar ese mal hábito.

" La forma de empezar es dejar de hablar y empezar a hacerlo".

~ Walt Disney ~

#onicofagia #ansiedad #estrés

© 2020 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest