El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s
  • Sonia García Barbera

Claves para dormir cuando las preocupaciones te lo impiden



Llega la hora de irse a dormir, te metes en la cama y eres incapaz de conciliar el sueño porque tu cabeza no para de pensar en un problema que tienes o en cosas que te preocupan. Por más que intentas dormir parece que se ha convertido en una misión imposible, y no sólo no duermes, sino que no descansas, te enfadas y te frustras. ¿Te suena esta situación?

A veces determinados problemas o preocupaciones ocupan mucho tiempo de nuestros pensamientos e incluso nos pueden llegar a impedir conciliar el sueño porque no somos capaces de “desconectar” nuestro cerebro ni a la hora de dormir.

El momento de dormir es una situación agradable y de descanso tanto físico como mental, y el hecho de no lograr ese descanso puede generar enfado por no poder conciliar el sueño, pero también frustración por querer dormir y no ser capaz porque no se deja de pensar. ¿Qué podemos hacer para manejar esta situación?

Claves para conciliar el sueño cuando las preocupaciones lo impiden:

  • Apuntar las preocupaciones. Cuando estamos tratando de dormir y no lo logramos porque no podemos parar de pensar en algo que nos preocupa, en las cosas que tenemos que hacer al día siguiente, o cualquier otro problema, levantarse de la cama y escribir a mano esas preocupaciones, ideas o lista de tareas es una actividad que nos permite plasmar sobre el papel todo lo que nos pasa por la cabeza, “sacarlo” en ese momento y saber que está ahí anotado para poder retomarlo y seguir pensando en ello en otro momento con la seguridad de que no se nos va a olvidar nada importante porque ya está anotado.

  • Levantarse de la cama. Si no se puede conciliar el sueño otra opción recomendable es levantarse directamente de la cama y marcharse a otro lugar de la casa donde haya poca luz y en ese momento llevar a cabo la recomendación del punto anterior de escribir los pensamientos.

  • No utilizar el teléfono móvil en la cama. La luz del teléfono móvil también nos impide conciliar el sueño. Por ello, si las preocupaciones nos impiden dormir, el hecho de coger y utilizar el móvil nos va a desvelar y va a favorecer que sigamos teniendo dificultades para conciliar el sueño.

  • Practicar técnicas de respiración. Realizar respiraciones profundas permitirá alcanzar una sensación de relajación que favorecerá que se deje de pensar y se concilie el sueño.

  • Hacer listas para distraerse. Esta tarea consiste en distraerse con lo que conocemos popularmente como “contar ovejas”, es decir, distraerse pensando en listas o series de cosas sin importancia que distraen nuestra mente de las preocupaciones y los problemas. De este modo nuestro pensamiento desconectará de esas preocupaciones y nos permitirá conciliar el sueño.

Estas son cinco recomendaciones que pueden seguirse cuando tenemos dificultades para dormir porque el pensar en las preocupaciones nos lo impide. Cuando ninguna de estas u otras estrategias funcionan y esta situación se mantiene de forma prolongada en el tiempo y está repercutiendo de manera significativa tanto a nivel físico como mental, es buen momento para buscar ayuda profesional. No podemos olvidar que dormir y descansar es fundamental para nosotros si queremos funcionar a pleno rendimiento tanto física como mentalmente.

#dormir #insomnio #claves

© 2020 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest