El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s
  • Sonia García Barbera

Ecosexualidad: ¿en qué consiste?



Tal vez no habéis escuchado nunca hablar del término ecosexualidad, pero existe y en este artículo os voy a contar qué es.

Cuando hablamos de sexualidad, las posibilidades son infinitas, y dentro de ese infinito encontramos la ecosexualidad.

¿Pero, qué es?

La ecosexualidad, considerada por algunos como orientación o identidad sexual, consiste en mantener relaciones sexuales, y no necesariamente genitales, con la naturaleza o en ella experimentando con todos los sentidos.

Esta corriente tiene su base en el arte e incluso sus pioneras, Annie Sprinkle y Elizabeth Stephens, se casaron con la tierra y además ellas mismas realizan bodas a lo largo del mundo casando a personas con el cielo, el sol, la nieve o el mar. De hecho, cada vez son más las personas que se unen con la naturaleza.

El contacto con la naturaleza por sí mismo nos puede producir placer. Pensemos en un paseo por el campo, el olor a hierba recién cortada o tierra mojada, sentir los rayos de sol acariciando la piel,... Pero tal vez nunca le hemos puesto este punto sexual o erótico que nos haga disfrutar de estas experiencias con la naturaleza también en forma de placer sexual.

¿Cómo practicar la ecosexualidad o el eco sexo?

Como explicaba en su definición, se pueden mantener relaciones con la naturaleza o en ella mientras se cuida del medio ambiente.

Cómo mantener sexo con la naturaleza:

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que tenemos que poner toda nuestra atención en nuestros cinco sentidos para conectar plenamente con la naturaleza, es decir, si queremos practicar el eco sexo tenemos que potenciar todo lo posible nuestro gusto, olfato, oído, vista y tacto conectando con la naturaleza.

Una vez que estamos dispuestos a dejarnos llevar por el placer y a sentir, se pueden poner en marcha distintas prácticas con la naturaleza. Éstas son sólo algunas ideas:

  • Bañarse desnudo en el mar, en un río o en un lago y sentir cómo el agua entra en contacto con el cuerpo y acaricia la piel y también los genitales, incluso de las caricias que pueden proporcionar las olas del mar.

  • Abrazar árboles, acariciar su forma, su corteza, disfrutar con su olor y su textura.

  • Tumbarse en la hierba, sentir su olor, acariciar su forma, disfrutar visualmente de su color y de cómo acaricia el cuerpo al entrar en contacto con la piel.

  • Servirse de frutas como el melón, la fresa, el plátano, la papaya, el higo y el kiwi. Disfrutar de su olor, sus formas, el sabor mientras se chupan, jugar con ellas introduciendo los dedos y la lengua o acariciando con ellas el cuerpo.

  • Disfrutar de tomar el sol (con moderación y protección solar siempre), sintiendo cómo los rayos del sol acarician las distintas zonas del cuerpo.

  • Atreverse a probar distintas flores, saborear sus formas, texturas y sabores, además de disfrutar visualmente de sus colores, contrastes y también olores.

Cómo mantener sexo en la naturaleza cuidando del medio ambiente:

Si quieres practicar el eco sexo y no invasivo con el planeta, Greenpeace realiza una propuesta de cómo hacer el amor con tu pareja cuidando del medio ambiente:

  • Apaga las luces y enciéndete. Si te gusta ver a tu pareja mientras tenéis sexo, aprovecha la luz natural del día o utiliza velas de cera de abeja o parafina, nunca de petróleo.

  • Utiliza afrodisíacos naturales como el ginseng o maca, pero no olvides que el afrodisíaco más potente es nuestro cerebro.

  • Dúchate con tu pareja, ahorrarás agua y subirás la temperatura, pero mientras os dais amor, cierra el grifo.

  • Si utilizáis juguetes sexuales, que sean de caucho o látex, materiales menos dañinos que el PVC.

  • Usa eco-lubricantes. La lengua es un buen instrumento para la lubricación natural, pero si se quiere usar algo externo, que sean lubricantes de base acuosa y nunca los derivados del petróleo (aceite o vaselina).

  • Si regalas flores, que sea en maceta. Será un buen símbolo de amor vivo, constante y fértil.

  • Utiliza lencería o sábanas orgánicas, y nada de pieles de animales.

  • Recicla materiales para hacer regalos a tu pareja. Cajitas para regalar lencería, preservativos,... Decóralas de forma sugerente, especial o cursi si te apetece.

Por último, no olvides que hablamos de sexualidad y de sexo y aquí la imaginación, la creatividad y las ganas de disfrutar son muy, pero que muy importantes.

#sexualidad #sexo #deseo #naturaleza

© 2020 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest