El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s

Di adiós al estrés



El estrés es a día de hoy uno de los grandes males de nuestra sociedad. Vivimos en las prisas, en la búsqueda de resultados inmediatos, en la impaciencia,… y esto repercute negativamente en nuestro bienestar tanto físico como psicológico y emocional. El estrés hace que nos fatiguemos con más facilidad, interfiere en nuestros hábitos saludables, influye en que descansemos menos, nos hace menos productivos, favorece a que nuestro estado de ánimo sufre altibajos, nos hace vulnerables a sufrir cambios hormonales, afecta a nuestra alimentación y puede provocar que las defensas de nuestro organismo se vean afectadas y por ello nos exponemos a más enfermedades, entre muchas cosas más.

Es cierto que a veces es necesaria una pequeña dosis de sensación de estrés para activarnos y ponernos en marcha, es lo que se conoce como estrés positivo o eustrés. Pero es indiscutible que el estrés negativo o distrés nos hace más daño que bien y por ello tenemos que empezar a decirle adiós si no queremos exponer nuestro bienestar físico y mental más de lo que desearíamos.

Di adiós al estrés con estas recomendaciones:

1. Si hay un tema o asunto que te estresa, analízalo desde un punto de vista diferente al actual. Analiza la situación de forma realista, qué pasa si las cosas no salen como deseamos y cuál es su gravedad. Probablemente muchos de esos asuntos estresantes dejan de serlo.

2. Establece una jerarquía de prioridades. Establecer un orden de prioridades nos ayuda a organizarnos de forma efectiva y a tener el control de la situación.

3. Aprende a tolerar la frustración. Es imprescindible aceptar que no todo es como nos gustaría que fuese, que todo no sale siempre como planeamos y que hay factores externos que no dependen de nosotros. Aceptar todo esto nos ayuda a no perder los papeles en momentos de frustración.

4. Delega. Si tienes demasiadas responsabilidades, delega en los demás algunas de ellas. Descárgate en la medida de lo posible.

5. Sé asertivo. Di “no” cuando sea necesario, no hagas cosas sólo por no quedar mal, respétate a ti mismo y date tu lugar.

6. Come bien y saludable. Una buena alimentación es fundamental para que tanto nuestro organismo como nuestra mente funcionen a pleno rendimiento.

7. Duerme lo que sea necesario. Dormir nos ayuda a relajarnos y a estar más frescos mentalmente, de forma que rendimos más.

8. Practica algún deporte o realiza ejercicio físico. La actividad física permite liberar tensiones y oxigenarnos y, por tanto, relajarnos.

9. No reprimas sentimientos ni acumules resentimientos. Ríe si quieres reír, llora si te apetece llorar, ve al campo a gritar si es lo que necesitas para desahogarte. Reprimir y acumular genera mucha tensión.

10. Dedica tiempo a realizar actividades agradables. Una afición, una actividad que te encante,… Dedicar tiempo a hacer algo que te resulte agradable y placentero te recargará de energía positiva.

11. Dedica tiempo para ti mismo. Además de las actividades agradables, que pueden ser en solitario o acompañado, dedicarse tiempo a sí mismo es fundamental para conectar con nosotros mismos y relajarnos. Leer un libro, escuchar música, un paseo por el campo, un baño con sales,… las posibilidades son infinitas.

12. Practica técnicas de relajación. Practicar técnicas de respiración o relajación muscular nos permitirá relajarnos y devolverle a nuestro organismo un estado de bienestar físico y mental.

¡Di adiós al estrés y hola a vivir!

#estrés #terapia #autocontrol #motivación

© 2020 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest