El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s
  • Sonia García Barbera

Llorar después del orgasmo



Hay gente que se pregunta que por qué algunas personas lloran después del orgasmo. “¿Tan mal ha ido?”, “¿Se ha puesto triste?”, “¿Se ha hecho daño?”, “¿¡Pero qué le pasa!?”.

Llorar después de un orgasmo es una situación que se produce más habitualmente de lo que creemos, y suele pasar más en mujeres que en hombres. Si lloramos después de un orgasmo, la reacción de nuestra pareja puede ir en la línea de las preguntas anteriores, considerando ese llanto como algo negativo, pero la razón más común no es precisamente esa, sino todo lo contrario. Llorar después del orgasmo suele ser una muestra de emociones positivas, es un llanto en sentido positivo.

Durante el orgasmo sabemos que se produce una descarga de tensión sexual pero no sólo a nivel físico, sino también a nivel mental y emocional. Se dan cambios físicos y químicos, y se segregan un montón de hormonas y sustancias que pueden ser las responsables de esas lágrimas. Hay personas que describen ese momento de orgasmo seguido de llanto como una especie de “nirvana”, de no encontrar otra forma de expresar con emociones todo lo que sienten más que con el llanto. Por tanto, llorar tras un orgasmo es algo completamente normal, es una respuesta emocional del cuerpo a la que no hay que buscarle mayor explicación, no tiene nada de malo y no hay por qué preocuparse. Y si nos ocurre estando en pareja, se lo podemos explicar así para que no se asuste y sepa lo que nos pasa.

Otra cosa es que la persona llore después de las relaciones sexuales porque realmente se siente mal, culpable, decepcionada, arrepentida, frustrada o siente dolor, entonces en este caso el llanto sí responde a un malestar, llora por una causa concreta o no tan concreta, y aquí es donde sí hay un problema en la sexualidad de esa persona. En este caso habrá que ver el tipo de educación sexual recibida, la influencia de factores religiosos, qué situación está viviendo actualmente la persona y si eso está influyendo de alguna manera en su sexualidad, si existe algún tipo de trauma, etc. Si el llanto se debe a un sentimiento de malestar y sufrimiento, lo más recomendable es buscar ayuda terapéutica.

Pero como señalaba, lo más habitual es que si se llora después de un orgasmo sea de forma positiva y sin explicación como una forma más de transmitir las emociones que se sienten durante ese momento de placer, es algo que ocurre y ya está, sin tener que preocuparse. Pero si se llora de forma consciente por un sufrimiento emocional o incluso físico asociado al sexo, entonces la opción más recomendable es buscar ayuda profesional.

#orgasmo #sexalidad #educaciónsexual #placer #llorar

© 2020 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest