© 2019 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest

El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s
  • Sonia García Barbera

La Pregunta Curiosa: ¿Qué opinas de planificar el sexo?



¡Ya están los resultados de La Pregunta Curiosa! En primer lugar quiero agradecer a las 22 personas que han participado dejando su respuesta.

Esta pregunta curiosa buscaba conocer vuestra opinión sobre el hecho de planificar las relaciones sexuales tal y como planificamos otras actividades. Cuando hablamos de planificar estamos hablando de buscar un tiempo para destinarlo a una determinada actividad, un lugar y un modo de actuar.

Os he planteado esta cuestión porque ciertamente genera polémica entre las personas, hay quienes están a favor de planificarlo y quienes piensan que es algo que no se puede planificar.

¿Qué consideráis vosotros?

Habéis contestado 15 mujeres y 7 hombres y los datos son los siguientes:


Entre las mujeres observamos más controversia, las respuestas se reparten entre aquellas a las que les parece bien y lo planifican o no y entre las que consideran que está mal planificarlo, aunque hay más del doble de mujeres que consideran que está bien planificar el sexo.

Entre las respuestas de los hombres encontramos unanimidad. Todos consideran que está mal planificar el sexo, ninguno de ellos ha optado por la opción “Está bien”.

¿Qué podemos decir de esto?

Que los mitos siguen pesando en este tema también. Se dice que el sexo planificado no es natural ni espontáneo, que parece una obligación, y que el sexo “debe surgir”, “que tiene que ser algo espontáneo”, “que si se planifica no es igual”, “que hay que buscar el momento en que a ambas personas les apetezca”.

He de decir que caer en estos pensamientos es caer en el error. De hecho, planificamos el sexo más de lo que nos imaginamos. Planificar el sexo como cualquier otra actividad es sano, planificar el sexo significa que cuando tenemos poco tiempo o cuando queremos pasar una velada inolvidable, buscamos ese momento o lo cuidamos al detalle. No quiere decir que el sábado a las 22:30 h. tenemos que estar metidos en la cama sí o sí teniendo sexo, sino que el sábado sabemos que es el día que los niños no están en casa o que tenemos la casa de nuestros padres libre y que es más que probable que sea nuestro único momento para tener intimidad sexual y que lo aprovechemos.

Como bien señalaba una de las personas que han participado en la encuesta, cuando hay hijos hay que planificar esos momentos. Aquí por ejemplo, ¿el sexo tiene que ser algo espontáneo? Es decir, si estoy haciendo la cena a mis hijos y me apetece tener sexo de forma espontánea, ¿tengo que tener sexo en ese momento para que sea mejor? Evidentemente ese deseo sexual que llamamos espontáneo no significa que vaya a tener sexo ni que pueda o sea adecuado tenerlo en este caso. O si por ejemplo por motivos de trabajo la pareja está físicamente separada y cuentan con muy pocos encuentros físicos, ¿es algo que debe surgir o es algo que se busca? ¿De entrada les tiene que apetecer a ambos? Si tienen sexo cuando se ven, ¿se puede considerar que esos encuentros están planificados?

Hay que tener en cuenta las circunstancias personales de cada uno y ver que el sexo no es sólo cuestión de cuándo me apetece de forma espontánea, sino de buscar los momentos adecuados y buscar el deseo.

¿Qué podemos decir sobre la unanimidad de las respuestas de los hombres?

Que tal vez no hayan caído en la cuenta de que planifican el sexo más de lo que creen. El ejemplo claro lo tenemos cuando una persona tiene una cita y queda con su pareja o ligue en un hotel. ¿El sexo es algo que “debe surgir” o ya va uno con la idea de “va a surgir”? Ojo a ese detalle. O pensemos en amantes que quedan para tener sexo. O cuando decimos: “Esa postura la hacemos el próximo día”. Todo esto es planificar el sexo.

¿Y qué pasa con el sexo en solitario? ¿Se planifica o no?

Hemos hablado sobre el sexo en pareja, pero también hay que tener en cuenta el sexo con uno mismo. ¿Es algo que debe surgir de forma espontánea, así sin más como un ente que aparece y te dice: “ahora es el momento”? ¿O es algo que también se planifica? Nuestro momento de sexo en solitario también puede buscarse y planificarse.

En conclusión, cuando buscamos el momento para tener sexo bien en pareja o en solitario, no estamos haciendo otra cosa que planificar el sexo. Esto no quiere decir que tenga que ser algo que anotamos en la agenda junto con las reuniones del día, sino que cuando por las rutinas y las obligaciones del día a día, no disponemos de todo el tiempo del mundo para nuestros encuentros sexuales, son momentos que hay que buscar.

¡Planificar el sexo es sano para uno mismo y para la pareja! Tal vez si no lo planificáramos, no podríamos tenerlo y por tanto no podríamos disfrutarlo. ¡Y no todo lo espontáneo e improvisado siempre nos satisface tanto como un plan bien hecho, de igual forma que no siempre todos los planes salen bien y no por ello hay que dejar de hacerlos! Os invito a reflexionar sobre este tema.

#sexo #parejas #placer #sexualidad