El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s

Aprende a disfrutar del sexo con los cinco sentidos



Vamos a empezar a otorgarle al sexo el valor que se merece, si es que no lo hacemos ya.

El sexo es experiencia, vivencia, deseo, sensación, disfrute, placer. Es esto y mucho más. Quedarse únicamente con eso de “ir al grano” puede privarnos de muchas sensaciones positivas y gratificantes.

Tal y como dice el título de este artículo, el sexo hay que vivirlo con los cinco sentidos. Para disfrutar con todos nuestros sentidos hay una premisa obligatoria y fundamental: dejarse llevar. Dejarse llevar implica no pensar, no distraerse con otros asuntos o preocupaciones, implica simplemente sentir, sentir con la piel, con el gusto, con el olfato, con el oído, con el tacto, con la vista.

Una idea muy distorsionada y común es ese concepto que se tiene de “relación sexual completa”. Erróneamente, dentro de esta sociedad y de esta cultura coitocentrista, se considera que una relación sexual es “completa” (o “plena” dicen a veces) cuando ha habido penetración en ese encuentro sexual. Parece que si no ha habido coito, “está incompleta”, “le falta algo”, y ojo, no sólo le falta algo, sino que falta “lo más importante”.

Qué equivocados estamos. El sexo es sexo en sí mismo, da igual la práctica que se realice, no hay ninguna práctica más importante que otra y tampoco ninguna que sea absolutamente necesaria siempre para que el encuentro sexual sea placentero. Dejemos de considerar una relación sexual completa como únicamente aquella donde hay penetración o coito, porque desde luego la penetración no es señal de algo “pleno” y de esta manera nos podemos estar privando de muchas sensaciones por esa costumbre de “vamos al grano que si no hay penetración esto no es sexo”.

De nuevo equivocados. El sexo no es sólo penetración o coito. El sexo es todo aquel contacto sexual, íntimo, erótico o físico que hacemos en pareja (o con uno mismo, o con más personas) que implica deseo, desde un beso o una caricia hasta el sexo oral o también el coito. Ampliemos el concepto de sexo, abramos nuestras mentes y aprendamos a sentir el sexo.

Podríamos decir que esa relación sexual “completa”, lejos de relacionarlo con prácticas específicas, es ese momento de intimidad erótica y sexual en solitario, en pareja o como se desee, en el que uno se deja llevar y disfruta con los cinco sentidos. Se sienten las caricias, se contagia del olor del ambiente (entendiendo éste como algo agradable, por supuesto), visualmente se disfruta observando lo que está ocurriendo o utilizando la imaginación, el sentido del oído también juega un importante papel (por ejemplo, al escuchar gemidos o el sonido de los besos) y el sentido del gusto se dispara saboreando los besos, la piel del otro, la nuestra propia o cualquier otro elemento que se incorpore en la relación sexual.

A eso le podemos llamar relación sexual completa o plena, aquella en la que nos dejamos llevar completamente para sentir plenamente con todos nuestros sentidos. Aprende a disfrutarlo.

#sexo #placer #sexualidad #deseosexual #fantasías

© 2020 Propiedad de Sonia García Psicóloga

Psicóloga y Sexóloga en Madrid y online

687 16 01 00

sgarciab@cop.es

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono social Pinterest