top of page

El Blog de Sonia García

Psicología y Sexología para tod@s

La adicción a las compras: señales de alerta

Actualizado: 26 abr



Seguramente conozcas a alguien que alguna vez ha dicho “estoy de bajón, me voy de compras a ver si me animo”. Quizás, incluso, esta sea una frase que tú mismo hayas reproducido en alguna ocasión.


Ir de compras no es algo negativo en sí. Es más, puede ser una actividad agradable que nos ayude a sentirnos bien. El problema puede aparecer cuando vamos de compras de manera compulsiva, gastando elevadas cantidades de dinero en objetos que no necesitamos y cuando lo usamos como forma de gestionar nuestras emociones, siendo las compras una especie de tirita que ponemos sobre una herida emocional. Si esto ocurre, más que de una actividad agradable, podríamos hablar de una adicción.


La adicción es una condición mental que se basa en la búsqueda del alivio momentáneo y de sensaciones positivas inmediatas a través de un consumo de sustancias o por la acción de alguna conducta como la de jugar a juegos de azar o ir de compras. Una persona que presenta una adicción suele tener una dificultad muy elevada para controlarla, para abstenerse de llevarla a cabo, detener el deseo que conlleva hacerla o, incluso, para disminuirla. Esto puede acarrear distintos problemas en la vida de la persona, mermando su calidad de vida. Por ejemplo, podrían aparecer problemas de salud física y mental, problemas en las relaciones sociales o familiares, problemas económicos, en el ámbito laboral, etcétera. Por esta razón, es muy importante saber identificar tempranamente las distintas señales de alarma que pueden ayudarnos a reconocer la adicción y así poder intervenir con un tratamiento lo antes posible para que no se llegue a hacer más complejo.

Como ya se ha comentado, las compras generan placer inmediato que sirve como alivio al sufrimiento emocional, por ello, este comportamiento se convierte en la estrategia que tiene la persona de gestionar sus emociones y evitar aquellos problemas que generan malestar. En el momento de la compra, la persona se siente aliviada, pero esta sensación cada vez dura menos y además pueden surgir posteriormente sentimientos de culpabilidad y arrepentimiento, debido a la incapacidad de afrontar de manera eficaz el impulso de comprar.


Esta adicción muchas veces logra pasar desapercibida, ya que vivimos en una sociedad donde el consumo diario está bastante presente y no está mal visto, además de que existen muchas facilidades para llevar a cabo las compras, como por ejemplo vía online. No obstante, las conductas que es posible que presente una persona con adicción a las compras suelen ser:

Realizar compras solitariamente y la gran mayoría de las veces sin necesidad.

A través de la compra, la persona siente alivio a la ansiedad o malestar que padece.

Cuando no puede comprar, estos sentimientos de ansiedad o malestar aumentan considerablemente.

Las cosas que compra no las llega a estrenar o usar, las acumula únicamente.

A pesar de empezar a ver efectos perjudiciales por las compras compulsivas (problemas económicos, familiares, malestar emocional, etc), es incapaz de dejar de hacerlo.

Sensación de culpabilidad después de haber realizado la compra.

Irritabilidad y cambios de humor frecuentes.


Estas señales son muy importantes porque al ser más visibles ante los ojos de los demás nos pueden avisar de la presencia actual de este tipo de adicción, aunque también hay factores internos en la persona que pueden ayudar a que se desarrolle el problema, que son menos perceptibles pero que debemos atender también como, por ejemplo, una baja autoestima y vacíos emocionales que enmascaran tristeza, frustración, miedos, inseguridades o insatisfacción vital.


Debido al malestar que genera esta adicción y las problemáticas que en muchas ocasiones se desencadenan, es importante tratarla de manera adecuada y para ello la terapia psicológica es fundamental y sirve de gran ayuda para superarlas. La llamada Terapia Cognitivo-Conductual en Psicología, base del enfoque de trabajo en el Centro de Psicología Sonia García, resulta eficaz a la hora de tratar esta adicción a las compras y se trata de una intervención que puede ayudar a identificar la causa que ha originado y mantiene la adicción, brinda una serie de herramientas para llegar a controlarla, mejora el nivel de bienestar y de funcionamiento, ayuda a gestionar la ansiedad y las distintas emociones que suceden en la persona y mejora la autoestima.


Puedes pedir más información en nuestro Centro de Psicología.




Este artículo ha sido redactado por Ana Pulgarín,

alumna en prácticas del Máster de Psicología General Sanitaria de la UCM

en el Despacho de Psicología Sonia García


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page